Marca.com

Una fascitis plantar puso en jaque la temporada invernal de Yulimar Rojas. Inactiva durante varias semanas, la venezolana, que se entrena en Guadalajara bajo la dirección de Iván Pedroso, dudó de su presencia en Birmingham, pero finalmente superó sus problemas físicos para estar en la final de triple ‘indoor’ donde defendía título.

Fue un concurso progresivo, con 14,24 en su primer intento, y un duelo cruzado con la jamaicana Williams, que lideró la competición desde el inicio con 14,37, y con la española Ana Peleteiro, su compañera de entrenamientos. La venezolana tuvo que esperar al quinto salto para encaramarse a la primera plaza, un vuelo de 14,63 que le permitió revalidar el oro que logró hace dos años en el Mundial de Portland. Rojas suma así su tercer título mundial, tras el logrado en Londres al aire libre el pasado verano.

Con sólo 22 años, Rojas se ha convertido en una de las referencia del triple mundial, con permiso de Ibargüen. Este sábado se situó líder mundial del año, con los 14,63 que logró en la final, mejor registro que los 14,41 con los que se convirtió hace dos años en la primera campeona mundial venezolana de triple.

Te gusto? compártelo

Deja una Respuesta